Imagen del logo de la agencia vasca de cooperación para el desarrollo

Euskadi.eus

 

Videoteca Irekia

Twitter

Facebook

La Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo destinó el año pasado 37,6 millones de euros a financiar nuevos proyectos de cooperación y educación, acción humanitaria y becas

Fecha de publicación: 

El Gobierno Vasco a través de la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo (AVCD) destinó el año pasado un total de 37,6 millones de euros para financiar nuevos proyectos de empoderamiento de mujeres, protección de personas defensoras de derechos humanos, acompañamiento a personas refugiadas y desplazadas o de fortalecimiento de entidades, entre otros. Además, la AVCD hizo frente a segundos y terceros pagos de los compromisos adquiridos en convocatorias de años anteriores.

La AVCD destina subvenciones a lo largo del año en las siguientes áreas: proyectos de cooperación para el desarrollo, desarrollo productivo y de educación para la transformación social; acción humanitaria; subvenciones directas; becas y programas, y el premio Ignacio Ellacuría.

 

Proyectos de cooperación para el desarrollo, desarrollo productivo y educación para la transformación social En la convocatoria de 2019 se destinaron 30 millones de euros a financiar nuevos proyectos. Los mismos se dividen en tres modalidades: ayudas a proyectos de cooperación para el desarrollo; ayudas a proyectos de desarrollo productivo, de formación y asistencia tecnológica, y ayudas a proyectos de educación para la transformación social. Siguiendo las prioridades estratégicas de la AVCD, el 36% de las iniciativas aprobadas están dirigidas al empoderamiento de mujeres, y el 20% se llevarán a cabo en países africanos. El resto de proyectos estarán dirigidos, entre otros, al trabajo junto a pueblos indígenas, a la creación de modelos económicos solidarios y sostenibles, a la defensa de territorios y derechos o a proyectos comunicativos.

 

- Proyectos de cooperación para el desarrollo: Se aprobaron 48 proyectos dirigidos a la lucha contra la pobreza y el fortalecimiento de los procesos que se dan en países empobrecidos del Sur. A esta modalidad se destinó la mayor parte de las ayudas (24,8 millones de euros), y aunque los principales países receptores de las ayudas se encuentran en Centroamérica y Suramérica, también destacan Senegal, Malí e India.

- Proyectos de desarrollo productivo, de formación y asistencia tecnológica: se destinó 1,1 millón de euros a cuatro proyectos en Pakistán, Cuba y Euskadi.

- Proyectos de educación para la transformación social: se aprobaron 17 iniciativas por valor de casi 4 millones de euros. Los proyectos servirán para tratar temas como el feminismo, la globalización, los derechos humanos, la violencia contra las mujeres o los valores, y todos se realizarán en Euskadi, aunque tendrán un componente de conexión con lo global. El objetivo es impulsar la comprensión de las causas estructurales que generan las desigualdades mundiales e incentivar la implicación y el compromiso de la ciudadanía para la transformación social.

 

Acción humanitaria

En las ayudas de intervenciones de ayuda humanitaria se destinaron 3,9 millones de euros para la protección de personas afectadas por crisis humanitarias. Las ayudas de esta línea priorizan los contextos de conflicto y otras situaciones de violencia prolongadas. Se subvencionaron dos modalidades: por un lado, proyectos de ayuda humanitaria, y por otro, estrategias de acción humanitaria.

- Proyectos de acción humanitaria: se aprobaron cinco proyectos en Líbano, Palestina, Etiopía y Nigeria y con ellos se acompañará a personas refugiadas y desplazadas.

- Estrategias de acción humanitaria: se destinaron 2,9 millones de euros para cuatro estrategias de dos años en Palestina, Líbano, República Centroafricana, y Venezuela, Colombia y Ecuador. Además de las acciones para proteger a personas afectadas por crisis humanitarias, incluyen también iniciativas para el fortalecimiento de organizaciones humanitarias locales y de sensibilización de la ciudadanía vasca.

Por otro lado, el año pasado, por primera vez, la AVCD aportó 100.000 euros al Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencias de Naciones Unidas (CERF, por sus siglas en inglés). El Gobierno vasco se ha comprometido a mantener al menos esa cantidad en 2020.

 

Subvenciones directas

Se destinaron 3,3 millones de euros a 20 proyectos que se enmarcan dentro de las prioridades estratégicas de la AVCD y que no fueron atendidas a través de las convocatorias. Las temáticas en las que se han enmarcado estas ayudas son: acción humanitaria, derechos humanos y paz, educación, desarrollo en África y fortalecimiento de agentes de cooperación.

 

En estas últimas se encuentra el Programa Interinstitucional de Agua y Saneamiento Centroamérica – Euskadi. Se trata de un programa en colaboración con la Agencia Vasca del Agua – URA, con una aportación de 118.731,87 euros (el 5% de los ingresos obtenidos del canon del agua), y gestionado por Euskal Fondoa. La iniciativa se puso en marcha en junio de 2018 y finalizará en 2021.

 

Planes pro-equidad de género

La AVCD destinó 148.319,29 euros a cinco proyectos para que las Organizaciones No Gubernamentales de desarrollo promuevan en su seno procesos y acciones que eliminen las desigualdades de género que se puedan producir en todos los niveles de funcionamiento.  

 

Becas

Se destinaron cerca de 200.000 euros para prorrogar la estancia de 11 personas cooperantes voluntarias que participarán en los proyectos de oficinas de Naciones Unidas en países empobrecidos.

 

Además, durante 2019 se concedieron 4 nuevas becas de especialización y formación en cooperación para el desarrollo. Concretamente, las personas becadas permanecerán durante un año en la sede de la AVCD y se especializarán en género y desarrollo, acción humanitaria, cooperación en África, y educación y comunicación para la transformación social.

 

Programa Juventud Vasca Cooperante

El año pasado, se cofinanció junto a la Dirección de Juventud el programa Juventud Vasca Cooperante. A través del mismo 98 jóvenes pudieron tener una experiencia de voluntariado en países del Sur.

 

Premio Ignacio Ellacuría

El premio Ignacio Ellacuría está dirigido a reconocer la aportación de organizaciones, colectivos y personas a la lucha a favor de la igualdad y la justicia, así como a difundir los logros y aportaciones que dichas personas hacen al desarrollo, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad vasca. El premio se entregará en 2020.

 

 

 

 

 

Euskadi, bien común